Transformación digital: reinventa la fábrica

Hay una pregunta que todos nos hacemos a la hora de enfrentar un cambio: ¿por dónde empezamos? El proceso de transformación digital no es inmune a esta duda que, en principio puede parecer banal, pero que el simple hecho de planteárnosla nos ayudará a meditar sobre por dónde queremos ir y nos ahorrará muchos problemas futuros.

Einstein: “Locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes”.

transformacion-digital

Foto: Martin Cheade

La respuesta directa es: se debe empezar por reinventar la fábrica, o sea, por cambiar la forma de hacer las cosas en nuestra empresa.

“Great leaders don’t innovate the product, they reinvent the factory” – Under New Management: The Unexpected Truths About Leading Great Organizations By David Burkus

Este cambio en la forma de hacer las cosas tiene dos objetivos: mejorar el TTM (Time To Market) e incrementar la orientación al cliente. Para poder alcanzar estos objetivos y conseguir comenzar con buen pie el proceso de transformación digital recomendamos tener en cuenta:

Piloto

En base a nuestra experiencia, el punto para comenzar este cambio en la fábrica es a través de un piloto donde se ponga en marcha una segunda velocidad utilizando metodologías ágiles e implementando a nivel de tecnología dos conceptos: PaaS y Continuous Delivery.

El objetivo del piloto es obtener resultados rápidos que sirvan además de para mostrar la utilidad de esta nueva forma de hacer las cosas, también para convencer al resto de la organización de la utilidad del cambio y que, gracias a esto, permita implementarla poco a poco en el resto de los proyectos.

Continuous Delivery

Martin Fowler: “Continuous Delivery es una disciplina de desarrollo de software que permite desarrollar de forma que es posible desplegar en producción en cualquier momento”.

Mejorar el TTM (Time To Market) es uno de los objetivos principales para cambiar las formas de hacer las cosas. Para conseguir una mejora sustancial del TTM es imprescindible automatizar todos los procesos de producción de soluciones digitales a través de equipos integrados y de herramientas de automatización, o sea, hacer Continuous Delivery.

En concreto Continuous Delivery es:

Para que funcione se deben realizar entregas continuas de pequeños incrementos funcionales.

transformación-digital-1

Como así también enfocarse en aquellas cosas que generen valor con bajo esfuerzo.

PaaS (+ Continuous Delivery)

El objetivo del PaaS (Platform as a Service) es el poder enfocarse en generar valor al negocio y en reducir costes.

transformación-digital-2

Un PaaS te permite pensar en la pieza que ven tus clientes y que les agrega valor (tu aplicación) “olvidándote” de lo que está por debajo de ella (ciclo de vida, servidor de aplicación, base de datos, sistema operativo, servidores, almacenamiento, etc.).

“Sólo” tienes que preocuparte de codificar, el PaaS te facilita la construcción y despliegue de los cambios para subirlos al entorno de producción.

Conclusión

En resumen, si te sientes identificado con cualquiera de las siguientes situaciones deberías plantearte comenzar tu proceso de transformación digital lo antes posible:

  • No estás desarrollando en un PaaS, ya sea Cloud privada o pública.
  • Sigues haciendo despliegues manuales.
  • Haces un deploy al mes.
  • No tienes control de calidad integrado en el ciclo de vida de desarrollo.
  • Corriges un bug en una hora, pero tienes que esperar 2 semanas para ponerlo en producción.

En definitiva, ¿irías a la guerra hoy en día con este arma?

transformación-digital-3

Si, como Amazon, quieres ser capaz de: desplegar cada 11.6 segundos, realizar +1.000 despliegues en una hora y desplegar en 10.000 servidores al mismo tiempo… ¡Tienes que reinventar la fábrica!

Recibe más artículos como este

Recibirás un email por cada nuevo artículo.. Acepto los términos legales

Posts relacionados

Escribe un comentario