La transformación digital se hace sin corbata

La transformación digital es uno de los temas del momento que ha recibido (y continúa recibiendo) innumerables análisis desde distintos puntos de vista (incluido el mío). Dentro de este proceso, no podemos obviar la tecnología, el talento y la metodología. Pero hoy vamos a ir un paso más allá.

Si hay algo común en todas las compañías es que todas están formadas por relaciones formales y relaciones informales. ¿Qué tiene esto que ver con el proceso de transformación de una empresa? Hemos recopilado 7 indicadores informales que nos servirán de guía y nos ayudarán a ver, de forma muy rápida e intuitiva, si una compañía está o no transformada digitalmente.

La corbata

Todo comenzó de manera inesperada. Estaba en nuestras oficinas y vi a alguien haciendo nuestro examen de ingreso en una sala. Para los que trabajamos en Paradigma, esta es una imagen más que común, pero había algo en este caso, un detalle que puede parecer menor, que me llamó especialmente la atención: el entrevistado llevaba corbata.

Esta escena me hizo reflexionar sobre lo que este accesorio significa y representa. Y tanto me hizo reflexionar que llegué a hacerme esta pregunta: ¿se podría decir que una empresa está transformada digitalmente cuando una parte de sus integrantes va con corbata?

Image credits

No estoy pensando en ninguna empresa en particular, pero creo que la eliminación de la corbata es uno de esos hitos que muestran un paso adelante en la empresa. Obviamente no es suficiente por sí sólo, sino que es un indicador que muestra un avance en una dirección y una ruptura con una forma de pensar. ¡Hasta Mercadona ya lo hizo!

Una de las principales tareas que hacemos en Paradigma es, precisamente, facilitar a nuestros clientes el camino hacia la transformación digital. Así que ¿podríamos decir que el objetivo de Paradigma es la abolición de la corbata en España?

Siempre quedarán las bodas para usar las corbatas que tenemos, pero para el resto: ¡muerte a la corbata!

La tarjeta de visita

El segundo elemento sobre el que me he parado a reflexionar es la tarjeta de visita. Empecé preguntándome: ¿usa Facebook tarjetas de visita? No sé la respuesta, pero apostaría a que no.

Inclusive, más allá de la respuesta, me pregunto: ¿cómo puede ser que a estas alturas aún sigamos usando tarjetas de visita?

Image credits

Al menos yo, si me dan una tarjeta, lo que hago es conectarme con la persona por LinkedIn, agregar sus datos al teléfono y después tirar la tarjeta.

Hoy en día hay tantos canales de conexión: LinkedIn, WhatsApp, Facebook, Twitter… que ya no tiene sentido la tarjeta de visita.

Por lo tanto, identifico a este elemento como otro al que deberíamos abolir. ¡muerte a las tarjetas de visita! (y de paso estaremos consumiendo menos papel).

Gotham City

En una empresa en la que trabajé hace unos años teníamos una “planta” donde estaban los 5 super directores, además de la CEO. Esta planta no sólo estaba compuesta por despachos, sino que también su decoración era totalmente distinta al resto del edificio. Era tal el contraste al entrar allí que la gente conocía esa zona como “Gotham City”.

Al igual que los otros elementos, una planta noble en sí misma no es mala, sino que el problema es lo que representa. En este caso representa diferencia, que una persona está por encima de otra.

Image Credits

O  peor aún, implica falta de cercanía, dificultad de acceso y de comunicación. Esto no se concibe en una organización que quiera transformarse digitalmente, ya que la comunicación cercana y fluida es una de las claves para el éxito.

Por lo tanto, ya tenemos un tercer elemento a abolir: ¡muerte a las plantas nobles!

🎶 🎶 Reloj, no marques las horas 🎶 🎶

Puede que este indicador nos recuerde a la interpretación de Luis Miguel. Pero este es, lamentablemente, otro de los indicadores informales de la transformación digital de una compañía: la rigidez y dependencia de largas horas (y horarios) de trabajo.

Fuente: Pinterest

Los horarios largos e inflexibles son una demostración de falta de libertad y confianza en el equipo de trabajo, algo que va totalmente en contra con la transformación digital. Es un cambio cultural profundo y difícil de hacer, pero no imposible (como ya hemos demostrado muchas empresas).

Por lo tanto, he aquí el cuarto elemento a abolir: ¡la esclavitud al reloj!

¡El tamaño no importa!

Hay muchas opiniones sobre si el tamaño importa o no, pero para la transformación digital puedo afirmar que no importa.

Yo, en mi ingenuidad de haber trabajado en empresas “normales”, cuando empecé en una no tan normal hace unos años y el primer día me explicaron que se podía saber cuan jefe era una persona en base al tamaño de su mesa, no lo podía creer.

Es más, una vez que ya pasabas de determinado nivel ya no se calculaba con el tamaño de la mesa (imaginaros el tamaño que debería haber tenido la mesa del máximo jefe), sino que se calculaba por el tamaño del despacho.

Pensad que venía de trabajar en eBay donde la CEO (en ese momento Meg Whitman) tenía una mesa igual a la de cualquier otro componente de la empresa, ¡vaya contraste!

Está claro que en las empresas transformadas digitalmente la tendencia es que todos tengamos los mismos elementos para hacer nuestro trabajo.

Por lo tanto, el quinto elemento a abolir: ¡muerte a las diferencias de tamaño!

El papel

Cuando pensaba que ya había definido todos los decretos de abolición, va y se me cruza uno en el camino.

El otro día, en una reunión, una de las personas que allí se encontraban me dijo: “Te conozco porque he leído los posts que escribiste”. Hasta ahí todo muy bien, pero me quedé helado cuando a continuación esta persona abrió una carpeta y… ¡sacó estos posts impresos en papel!

En el siglo XXI, que alguien imprima un post para leerlo cuando puede hacerlo tanto desde su ordenador como desde su móvil, su tablet, su kindle o inclusive su TV, me pareció, como mínimo, anticuado.

Image Credits

También recordé mi experiencia pasada donde el máximo responsable imprimía (o mejor dicho mandaba a su secretaria a imprimir) los emails y las presentaciones, y era sobre ese mismo papel donde hacía con boli sus comentarios. Después los “prestaba” para que se les hiciese fotocopia y devolverlos. ¡La primera vez que me pasó no podía salir de mi asombro!

Está claro que si quieres ser una empresa transformada digitalmente no puedes transformar los bits en átomos, o sea, ir en el sentido contrario de lo que Nicholas Negroponte expuso en su libro “Being Digital” en 1995.

Por lo tanto, ya tenemos el sexto elemento a abolir: ¡no a transformar documentos digitales en pilas de papel! (y de paso ayudamos a los árboles).

El host

No podía escribir sobre transformación digital sin hablar sobre tecnología. Hay muchos temas tecnológicos que podría mencionar, pero hay uno que por su antigüedad se merece el premio: el host.

Si al conversar con una empresa sobre su situación tecnológica nos dice algo como “eso lo tenemos en host” o “sí, este es nuestro as400”, entonces podemos afirmar que no está transformada digitalmente. ¡No se puede transformar digitalmente una empresa y a la vez seguir usando un host!

Y con este , ya tenemos el séptimo  elemento a abolir: ¡no al host ni a nada que se le parezca!

La transformación digital no es sólo tecnología, es un cambio profundo y transversal en una organización que abarca todos los aspectos de la misma, incluyendo factores informales como los que he compartido en este post.

Aquel que piense que cambiando su tecnología actual por una más moderna ya está transformado digitalmente, se equivoca rotundamente.

Como conclusión final os dejo la siguiente reflexión: cuanto más de estos comportamientos aún conserve una empresa más lejos está de transformarse digitalmente.

¿Conoces algún otro indicador informal de la transformación digital? ¡Compártelo con nosotros dejando un comentario!

12 comentarios

  1. Hola! Excelente post, pero me quedó una duda con el tema del Host ¿como están trabajando el tema de sacar el host de la ecuación tecnológica?… en mi experiencia siempre queda algún sistema de los 70’s que impide que la cosa avance al ritmo que uno esperaría!

    Saludos!!

    • Diego Mosquera dice:

      Hola Cristian,
      Tienes toda la razón quedan aún varios sistemas funcionando en hosts y este es un gran impedimento para muchas empresas.
      De hecho, estamos finalizando un post sobre este tema que publicaremos en los próximos días.
      Gracias por tu comentario.
      Diego

  2. David Fernandez dice:

    La valija, existiendo correo electrónico, y diferentes medios de comunicación y envío de documentos…

    • Diego Mosquera dice:

      Hola David,
      Tienes toda la razón, la valija (y similares ya que existen algunas variantes a la valija) es otro indicador.
      Gracias por tu comentario.
      Diego

  3. Eduardo dice:

    Hola Diego,
    es interesante el post que hoy has publicado pero me ha ocurrido que según iba leyendo no entendía porque no hablabas de tecnología y si, de cosas mas bien de “romper con formas clásicas” no obstante creo que un taller mecánico no tiene casi ninguna de las barreras que comentas a derribar y hay pocos que tengan alguna estructura digital. Menos mas que al final hablas del host porque no entendía el articulo y si la manera de medir es esa, entiendo que el análisis esta incompleto. Siento la critica pero quedas no he entendido tu post. Un saludo.

    • Diego Mosquera dice:

      Hola Eduardo,
      Tu apreciación es muy buena. Sin duda en la transformación digital la tecnología es uno de los componentes clave. Como tal hay mucho escrito sobre los aspectos tecnológicos a cambiar, las tecnologías a usar, etc para transformase digitalmente. Nosotros en este blog escribimos mucho sobre esto.
      Sin duda, se puede saber como va una empresa en su transformación digital mirando las tecnologías que usa, cómo las usa, etc. pero esta vez quise dar un punto de vista distinto que nos permita ver la transformación digital desde un prisma mas cercano al día a día pero que no por eso menos importante ya que puedes estar usando la última tecnología pero si no has cambiado tu cultura entonces seguramente fracasarás en tu transformación.
      Es verdad lo que comentas que los talleres mecánicos no tienen estas barreras pero también es verdad que ya se están enfrentando a un cambio importante. Los coches llevan cada vez más tecnología y la tendencia es a que lleven cada vez más. El taller mecánico como lo conocemos ahora seguramente será muy distinto dentro de unos años.
      Saludos y gracias por tu aportación!

  4. Mariano dice:

    Yo más que en la transformación digital en general abogaría por el darwinismo digital. Las empresas que todavía usan host, valija, un organigrama basado en la sociedad de castas y clases, corbatas, etc. Se extinguirán por pura selección natural. Al menos sería así en un entorno de libre mercado real que no las privilegie. Son zombies, muertos vivientes que como los dinosaurios serán reemplazadas por el siguiente paso evolutivo: las empresas que han nacido digitales. Podríamos identificar más síntomas informales; yo los resumiría todos en uno: tener cualquier proceso Manual en la operativa diaria que requiere de mano de obra humana, tiempo y es fuente de errores cuando la automatización lo solucionaría reduciendo costes. Es casi la definición unívoca de la administración pública en su conjunto, y también de grandes empresas de sectores privilegiados por el marco regulatorio (como la banca). Casualmente los grandes inversores en transformación digital en nuestro país. El muerto viviente intentando resucitar antes de extinguirse. Ánimo.

    • Diego Mosquera dice:

      Hola Mariano,
      La idea darwinista aplicada a los negocios es algo que existe hace muchos años y no es algo exclusivo del ámbito digital. Lo que ocurre es que el nuevo entorno digital hay cambiado radicalmente el entorno y las reglas del juego, y por esta razón las empresas tienen mucho menos tiempo para adaptarse.
      Yo coincido con tu análisis aunque también veo signos de esperanza. Hay varios sectores que se dieron cuenta de la situación y están trabajando duramente para cambiar y adaptarse.
      Estamos viviendo una época muy interesante donde vemos cambios constantes y el que sepa utilizar estos cambios a su favor estará entre los ganadores.
      Y hablando de ganadores, hay un claro ganador de todo este proceso, nosotros los consumidores.
      Saludos y gracias por tu comentario.

  5. MAD dice:

    Diego, muy buenos KPIs ja ja. Los comparto al 100%.
    En vez de dedicarme a vender PaaS me voy a comprar unas tijeras para cortar corbatas ;-)
    Un abrazo

  6. Juane Vásquez dice:

    Hola Diego buen post, y respecto de los host, que opinión tienes respecto de los bancos? , ya que es este sector es un ejemplo vivo de la necesidad de mantener algunos as400 arriba, ya que lo digital esta enfocado en temas de front mobile , transacciones en línea y mejorar la UX, en el back de los bancos, el core, esta en el host. será necesario nacer digital ? o esa transformación puede ser posible ? pero dolorosa y tardía?

    saludos’

    • Diego Mosquera dice:

      Hola Juane,

      Tu pregunta ha dado en el clavo pero los bancos no son los únicos “dependientes” del host, hay otros sectores como los seguros, las aerolíneas, etc. que se encuentran con un desafío similar.
      Lo digital no está enfocado al front sino que abarca todo el negocio. Piensa en cosas como Big Data o Machine Learning que están revolucionando el back y el análisis/conocimiento del cliente.
      Ya no hay sector que pueda preguntarse si debe transformase digitalmente ni tampoco cuando transformase, la respuesta es para todos la misma: ayer.
      Tampoco es necesario nacer digital pero si hay que comprometerse con el cambio (no sólo del host sino de toda la compañía) porque como todo gran cambio generará fricciones.
      Un compañero ha publicado hace 2 días un post sobre el tema de la migración del host que te puede interesar: https://www.paradigmadigital.com/techbiz/migracion-apagado-del-host-sin-morir-intento/

      Gracias por tu comentario!

Escribe un comentario