¿Por qué Amazon quiere que trabajes en Cloud?

Como ya contamos en el blog, parte del equipo de Sistemas de Paradigma acudimos al AWS Summit Madrid 2016 el pasado 2 de junio. Allí nos mostraron el camino para no quedarse obsoleto en soluciones de IT y cómo y por qué migrar a entornos Cloud. La jornada se dividió en tres charlas paralelas: Innovación en el mundo Enterprise, Go! Build! y Agilidad en Cloud

En este post hablaremos de Innovación en el mundo Enterprise, donde se habló de la cloud pública AWS (aunque también mencionaremos otras).

aws-summit

A menudo se piensa que trasladar tu infraestructura a la nube es perder el control, dejar de controlar tus datos, incluso llegar a perderlos. Lo cierto es que en la mayoría de los casos, el no trabajar con tecnologías Cloud es por desconocimiento de las mismas. No sólo hay Clouds públicas, sino que también las hay privadas e híbridas. Para adaptarse al mundo del Cloud Computing y perder ese miedo hay que hacerse las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué me paso a la nube?
  • ¿De qué manera lo llevo a cabo?
  • ¿Qué conlleva dar ese paso?

CLOUD-TIPOS

Lo más importante es saber por dónde empezar y hasta dónde queremos llegar. Los dos puntos principales a tener en cuenta para adaptarse y adoptar la nube son los siguientes:

Motivos

  • Coste. Optimizar el coste es lo más importante. Las plataformas Cloud nos solucionan ese problema, ya que en clouds públicas como AWS pagas por uso. Puedes levantar máquinas virtuales o servicios que te provee la plataforma, y cuando los apagas dejas de pagar.
  • Seguridad. En entornos cloud los datos están replicados y, por lo tanto, seguros. A pesar de tener la sensación de que no los tienes ahí, en la habitación de al lado, donde tú los controlas y crees tenerlos seguros, es en entornos cloud replicados en varias zonas donde es prácticamente imposible que pierdas los datos.
  • Time to market. Indispensable reducirlo al máximo, cobra importancia en entornos cloud, dada su elasticidad y la facilidad de levantar máquinas virtuales, contenedores, etc. en varios entornos lo que hace que sea todo mucho más ágil y los despliegues sean mucho más rápidos y eficientes.
  • La capacidad de procesamiento en la nube es “infinito” y hay muchos servicios enterprise que tienen unos SLA’s altísimos dando mucha tranquilidad a la hora de que los servicios/aplicaciones siempre estén disponibles.
  • No quedarse atrás y obsoleto. A veces cuando te quieres dar cuenta la tecnología te “adelanta por la derecha” y, si no te subes al carro en el momento oportuno, la transición puede ser más compleja.
  • ¿Operas de forma global? Esto cobra mucha importancia si tienes sedes en otros países, que cada uno se autogestiona de una manera y operan de forma diferente. Gracias a plataformas Cloud como AWS, que tiene zonas por casi todo el mundo, puedes desplegar tu infraestructura en varios países y trabajar todos de manera conjunta.
  • Metodología. La implantación de metodologías ágiles en el trabajo es fundamental. Se oyen mucho las palabras agile, scrum, continuous delivery, devops, etc., que consisten, en mi opinión, en formar un equipo multidisciplinar que trabajen codo con codo y cohesionados, utilizando todas las metodologías, procesos, mecanismos, herramientas y medios necesarios para llevar a cabo un proyecto y que finalice con éxito. A menudo recuerdo la frase “devops es hablar y hacer las cosas bien”.

enterprise_cloud_systems

Estrategia

  • Implicar a la gente para que se sienta parte del cambio hacia la nube. Tanto la parte más técnica que realice la transición hacia la nube como los que no deben estar implicados e informados.
  • Realizar una documentación exhaustiva. Desde las tecnologías que se utilizan hasta los pasos que se van siguiendo, quien los realiza, etc.
  • Priorizar las acciones que se van a realizar y planificar cómo hacerlas.
  • Ejecutarlas poco a poco, realizando pruebas y comprobando que funciona todo bien y, una vez conseguido, pasar a la siguiente.
  • Analizar los datos obtenidos en cada uno de los pasos según se va avanzando en el cambio hacia la nube. Es primordial analizarlos para saber si el paso al mundo cloud realmente se está haciendo bien y aplica correctamente.
  • Formarse, certificarse y buscar talento. Para dar valor al trabajo hay que estar formado y certificado para ello. Si además te rodeas de gente con talento el resultado va a ser inmejorable.
  • Aprovechar los servicios profesionales de las plataformas en la nube, como por ejemplo AWS Cloud Adoption Framework (AWS CAF) que ofrece una estructura para ayudar a las organizaciones a desarrollar un plan eficiente y eficaz en su viaje de adopción a la nube.
  • Rodearse de los partners adecuados que conocen las tecnologías necesarias para que te guíen en todo el proceso.

tecnologia-cloud

Con todos estos ingredientes, y la transformación digital que se está llevando a cabo en el mundo de IT, se hace imprescindible utilizar este tipo de infraestructuras en la nube (IaaS) y/o los ahora muy de moda PaaS, plataformas muy elásticas y escalables, todo ello apoyado en las metodologías ágiles para garantizar el éxito.

Además, hay una gran cantidad de servicios enterprise con unos SLA’s altísimos para que los equipos de trabajo no tengan que preocuparse por nada más que desarrollar bien la aplicación o servicio, sabiendo, a grandes rasgos, que si has hecho bien el dimensionamiento, escalado y montado en alta disponibilidad (Multi-AZ) no vas a tener problemas de pérdida de servicio.

Se puede decir que, hoy por hoy, el Cloud Computing está arrasando con la tecnología tradicional, por lo tanto, y para no quedarse obsoleto en este proceso de transformación digital en el que estamos inmersos, hay que adaptarse al mundo actual.

Recibe más artículos como este

Recibirás un email por cada nuevo artículo.. Acepto los términos legales

Escribe un comentario