Paradigma, en busca de la felicidad

Muchos pensaréis que estoy hablando de esa gran peli de Will Smith en la que tienes ganas de comerte el mundo después de verla. No es de esta película de lo que hoy os quiero hablar.

Hace un año en Paradigma decidimos cambiar el nombre del departamento de Recursos Humanos por el de departamento de personas y, más concretamente, “People@ Paradigma”. Esto generó muchas bromas y comentarios simpáticos en la empresa acerca de si en los demás departamentos no había personas y había, acaso, ¡jirafas!

“Recurso” es una palabra poco agradable para referirnos a los compañeros con los que trabajamos, creo que eso nadie lo discute. De hecho, llamar a las personas “recursos” viene de épocas pasadas, me recuerda a la revolución industrial, en la que a las personas en las fábricas se las consideraba recursos, y se les trataba como a tales. El llamar recursos a las personas es una manera de cosificarlos, hacerlos igual a otras cosas que se gestionan como recursos.

Pues bien, en Paradigma las personas nunca son recursos, nunca son un medio para conseguir un fin, siempre son un fin en sí mismo. Si en alguna decisión o acto esto se vulnera hay que identificarlo y corregirlo, y lograr que cualquier persona no sólo comparta este principio básico, sino que esté interiorizado en nuestro ADN para que sea nuestro comportamiento natural, sin necesidad de pensarlo, o tener que racionalizar el por qué.

¿Qué es lo importante para nosotros?

1º Las personas
2º Las personas
3º Las personas

Por lo tanto, volviendo al tema de cambiarle el nombre a nuestro departamento, de lo que no había ninguna duda era de que había que cambiárselo. Sin embargo, encontrar un nombre apropiado no era nada fácil. Hubo muchas opciones: departamento de gestión de talento, de adquisición de talento, de cultura y talento… Departamento de personas, y entre alguno de los que se propuso, se mencionó departamento de felicidad, y esta propuesta derivó en una serie de reflexiones que son las que quiero compartir en este post.

La felicidad es un concepto que todos valoramos mucho, pero generalmente no nos paramos a reflexionar sobre lo que supone o significa realmente. De hecho, posiblemente se puedan encontrar tantas definiciones de felicidad como personas haya en un mismo proyecto trabajando juntas.

Ayudamos a las personas a que sean más felices en su entorno de trabajo

Decir que buscamos la felicidad de las personas de Paradigma es muy atrevido, porque la felicidad es algo interno de cada uno y de la actitud que tengamos sobre la vida. En mi opinión, la felicidad verdadera sólo la puede conseguir uno mismo, no depende de lo que pase a nuestro alrededor, sino de nuestra paz interior, nuestra paz mental y nuestra capacidad de mantenerla ante cualquier circunstancia. Pero sí que estamos convencidos de que en realidad trabajamos en el día a día para poder aportar lo que se pueda a cada persona en la empresa, para que su vida laboral sea lo mejor posible y esté en equilibrio con su vida personal. En definitiva,  ayudar a las personas a ser “más felices” en el trabajo.

Entonces, ¿de qué tipo de felicidad hablamos?, ¿queremos que nuestros compañeros sean más felices que qué? Bueno, pues más felices que antes, más felices que en otra empresa, eso por supuesto ;) y, sin duda, más felices que si nosotros no estuviéramos a su servicio para resolver o proponer temas que faciliten su vida y su trabajo en Paradigma.

Así que, aunque finalmente, como ya sabéis, decidimos no llamarnos Departamento de felicidad, en realidad con People@ Paradigma queremos decir lo mismo. El departamento de personas es el departamento para las personas, al servicio de las personas, para ayudar a que las personas en Paradigma sean más felices. Y además, eso siempre ha sido así, no ha cambiado con el nombre.

Tengo que decir que trabajo en Paradigma desde su fundación y me encanta mi trabajo. Me levanto por la mañana para conseguir que nuestro entorno de trabajo sea el mejor, en el que nuestr@s chic@s se sientan realizad@s y en el que tengan ganas de mejorar como profesionales y como personas. Nuestra función en People consiste en que las personas sean más felices, en conseguir aumentar el nivel de felicidad de las personas con las que trabajamos…

Lo que me parece más bonito del nombre “People@ Paradigma”, así en inglés, es que indica claramente que nuestra función es algo que se extiende a todas las personas de la empresa.

Todos somos People@ Paradigma (personas en Paradigma), por lo tanto es una función de todos hacer que todos seamos más felices en Paradigma, así como es responsabilidad de cada uno de nosotros que las personas de nuestro entorno, familia, sociedad, planeta… sean más felices. Empecemos por los más cercanos, porque no puede haber mejor objetivo en la vida que hacer que los demás sean un poco más felices.

¿Te apetece trabajar con nosotros?

Soy licenciada en Psicología por la UCM, especializada en el área de RRHH desde hace más de 12 años y gran apasionada del desarrollo del potencial humano y la neuropsicología aplicada a la práctica. Me gusta el optimismo, crecer con las dificultades y agradecer lo que mis compañeros me aportan cada día.

Ver toda la actividad de Mamen Franco

2 comentarios

  1. cristina dice:

    Que grandísima suerte Mamen de poder trabajar con el objetivo de estar al servicio de la felicidad propia y ajena!!enhorabuena

  2. Miguel dice:

    ¡Muchas gracias a toda la gente de @people! Sois lo mejor :)

Escribe un comentario