A principios de este mismo mes de junio, veía la luz Openshift 4, la nueva versión de Red Hat Openshift Container Platform.

Para ponernos en contexto, Red Hat publicó hace tiempo la versión de OpenShift 4 Developer Preview, y como en Paradigma nos encanta probar las últimas novedades, nos pusimos manos a la obra, instalamos la versión y la exploramos a fondo para descubrir sus novedades.

Hoy en el blog, te contamos qué hemos aprendido.

¿Qué hay de nuevo?

La nueva versión trae sin duda un sinfín de novedades. Recopilamos algunas de ellas y resumimos brevemente sus ventajas más destacadas:

Kubernetes 1.13 y CRI-O por defecto

Además de utilizar una versión más nueva de Kubernetes, cuya lista de cambios está disponible aquí, se estrena CRI-O como runtime de contenedores por defecto.

CRI-O es el nuevo runtime de contenedores, diseñado para Kubernetes, que permite ejecutar cualquier imagen de contenedores que sea Open Container Initiative (OCI), aunque también es compatible con imágenes de Docker.

Installer Provisioned Infrastructure (IPI)

Ahora existe un nuevo instalador desde el que se puede provisionar toda la plataforma. El instalador es capaz de crear todos los recursos necesarios, como las redes, balanceadores, entradas DNS, creación de nodos, entre otros recursos.

Por ahora, solo compatible con Amazon Web Services. En caso de contar ya con la infraestructura, será posible utilizar el User Provisioned Infrastructure (UPI). A continuación, os mostramos una tabla comparativa:

Actualizaciones

Es posible actualizar OpenShift desde la consola web o con el cliente OC. Actualizaciones a golpe de clic o con un solo comando.

Windows Containers

Ya está en Tech Preview, pero sigue haciendo falta nodos con Windows en OpenShift para poder ejecutar contenedores Windows.

Red Hat CoreOS

La evolución de Red Hat Enterprise Linux Atomic Host, como host inmutable y con solo lo esencial para ejecutar contenedores.

Open Virtual Network (OVN)

En Tech Preview. Misma tecnología de SDN para OpenShift, OpenStack y Red Hat Virtualization.

Operadores

Permiten añadir aplicaciones y servicios a todos o determinados proyectos. En el catálogo de operadores, se podrán suscribirse y gestionar las distintas versiones de los operadores. Un ejemplo de despliegue de un stack EFK mediante operadores:

Knative

La extensión de Kubernetes que provee los componentes necesarios para construir, desplegar y mantener aplicaciones serverless. Está disponible en el catálogo de operadores.

CodeReady

Basado en el proyecto Eclipse Che, permite que el desarrollo, la compilación, el testeo y la ejecución de una aplicación, se realice en el mismo lugar: el clúster de OpenShift. Sin necesidad de instalar nada en la máquina local.

Próximas actualizaciones de Openshift 4

Installer Provisioned Infrastructure (IPI)

Funcionará con más entornos (OpenStack, Azure, Google Cloud y Red Hat Virtualization, entre otros).

Istio

Estará en General Availability (GA). Se podrá utilizar Service Mesh como capa de conexión entre microservicios. Nuestros compañeros de Paradigma lo explican detenidamente en estos artículos.

Con Istio se podrá, entre otras cosas, utilizar la ingeniería del caos, provocando delays y errores de protocolos en un porcentaje de las peticiones. De esa manera se podrá comprobar cómo responden las aplicaciones ante esos fallos.

Quay

Como registry interno integrado. Será una versión más reducida en prestaciones respecto a la versión de Quay con suscripción, pero con lo esencial para que funcione en OpenShift.

Comparativa de OpenShift 3.11 vs OpenShift 4

Conclusiones

OpenShift 4, además de ponerse al día con versiones más modernas de sus componentes clave, ha evolucionado a una plataforma más sencilla de instalar, mediante su nuevo instalador.

Por otra parte, es más sencillo de mantener al día, con su nuevo gestor de actualizaciones desde la consola web o con el cliente OC.

Una de las cosas más interesantes que tiene esta versión, es la posibilidad de gestionar toda la infraestructura de OpenShift desde la propia consola, ya que los nodos son objetos YAML editables. Esto permite aumentar, disminuir el número de nodos y cambiar sus características, con pocos pasos y en escasos minutos.

Sin embargo, en el nuevo instalador IPI se echa en falta la compatibilidad con más proveedores (actualmente sólo es compatible con Amazon Web Services) y más personalización (por ahora, el instalador permite poca parametrización).

Referencias

Agradecimientos

Agradecimientos a Rafael Aranaz, Juan María Fiz y Sergio David Morel, que colaboraron en la redacción de este post.

Cuéntanos qué te parece.

Enviar.

Los comentarios serán moderados. Serán visibles si aportan un argumento constructivo. Si no estás de acuerdo con algún punto, por favor, muestra tus opiniones de manera educada.