Crónica de UXSpain 2013

El pasado viernes 10 de mayo, esta vez en Valladolid, dio comienzo la segunda edición de UXSpain, que consiguió reunir durante dos días, a un buen número de profesionales de la experiencia de usuario (y áreas afines).

Fuimos, por segundo año consecutivo, uno de los sponsors del evento y a él acudimos, en representación del resto del equipo de Paradigma Tecnológico @davidmontalvo, @albertodela_hci, Miguel y @luiscalvodiaz.

Sketchbook de Paradigma TecnologicoEste año no llevamos sketchbooks para todos y para conseguir uno tenías que encontrarnos y pedirnoslo. A traves de Twitter fuimos dando pistas sobre nuestra ubicación y los más osados obtuvieron su preciado cuaderno para “wireframear”.

Todos nosotros habíamos asistido a la edición del año pasado, y esto creo que juega un papel fundamental en la opinión global que tenemos del evento. Y es que, este año, UXSpain es una reacción a los comentarios, críticas y polémicas que surgieron durante el año pasado, hasta el punto de que, desde mi punto de vista, la edición de este año no hubiera sido la misma si no hubiera existido una primera edición. Esto, evidentemente, no es una crítica sino un elogio a la organización, que ha sabido reaccionar ante los comentarios negativos del año pasado y mejorar el evento en la parte que flaqueaba. Las charlas de este año, salvo algunas excepciones, han sido de muchísima calidad, mucho más prácticas (hemos visto casos reales, ejemplos prácticos…). Sobre todo han sido capaces de crear jugosos debates y encendidas conversaciones en Twitter, que es una de las mejores cosas que pueden suceder en un encuentro de estas características.

Hubo puntos positivos del año pasado que siguieron siéndolo en la presente edición. El wifi funcionó en casi todo momento, aunque la actividad en Twitter de los asistentes se vió interferida por la valía de los ponentes y presentaciones. No podíamos twittear porque les prestábamos toda nuestra atención. Tanto los ponentes como los miembros de la organización eran accesibles, y podías “asaltarlos” en los pasillos y en los descansos (incluso nos incitaban a ello). Había enchufes distribuidos entre las filas de butacas, para evitar apagones y recargar dispositivos y el programa se cumplió estrictamente tal y como estaba establecido, aunque hubo un par de cambios de orden en las ponencias y en alguna ocasión se excedieron en la presión por la puntualidad.

También hubo cosas que en esta edición quedaron por debajo de la anterior, pero es que era muy difícil de mejorar. Las comidas, la cena y los cafés palidecieron en esta ocasión. Aunque fueron correctos y no morimos de hambre, las colas y la calidad de la comida universitaria dieron pie a algunas críticas

Respecto a las ponencias, desde nuestro punto de vista, destacan por su calidad:

Ariel Guersenzvaig (“Diseño, design thinking y toma de decisiones”) en la que expuso su tesis sobre la toma de decisiones en diseño, basada en ciclos de procesamiento de información – decisión dependiendo del nivel de experiencia del que toma la decisión (el principiante sigue procedimientos e instrucciones estrictas, mientras que el experto no analiza más que en situaciones de “emergencia”) para resolver problemas en el futuro. Me quedo con su sentencia “El análisis racional está sobrevalorado”.

César Astudillo (“Investigación y cocreación”) mostró la valía de la investigación en UX. Destacó el papel del diseñador en la fase de investigación y su valía para generar hipótesis, al tener que solucionar situaciones futuras mientras trabaja en su propuesta creativa. Otra herramienta eficaz son los talleres de cocreación con el cliente ya que mejoran y aceleran la compresión del proyecto, enriqueciendo e inspirando el diseño futuro. Mostró las tres fases por las que se pasa a la hora de realizarlos (liturgia, oráculo y conversación) y los riesgos que debemos evitar (la democracia en cocreación no existe, hay que huir del consenso mediocre, etc). Nos invitó a ser entrenadores de nuestros clientes, no meros camareros serviles. Además se hizo un par de kilómetros (como poco) andando de un lado a otro del escenario.

Joaquín Marquez Correa  (“Menos Braun y más Gantt”) nos recordó que cuando trabajamos con un cliente estamos asumiendo un compromiso con él y que no debemos prometer lo que no podemos cumplir (“muerte al comercial casposo”). Hay que ser honestos con él y recordar que nuestro trabajo también consiste en solucionar marrones (el 80% del marrón es ponerse a hacerlo). Si no lo haces tú, lo tendrá que hacer otro. También recordó a nuestros clientes que un proyecto no se hace en un día y que cuanto antes nos llame mejor, que estamos de su lado y que su éxito es nuestro éxito (va derecho a nuestro portfolio) y somos los primeros interesados en que todo salga bien. El pobre tuvo que mendigar un par de minutos a la organización (apoyado por todo el auditorio) para poder terminar su charla.

Oriol Ibars (“Propuesta de valor, negocio y UX”) encendió los ánimos con sus artimañas para “convencer” al usuario para que compre (generando un buen debate al respecto); Julio Loayza (“HTML5 Get Real”)esmitificó el HTML5, descubriendo que muchas veces hablamos de él y realmente nos referimos a CSS3 o a Javascript y Ricardo Tayar nos descubrió que la analítica web es una herramienta muy potente para obtener información del usuario y que se puede hacer una buena presentación usando Comic Sans.

La novedad de este año, los UXLabs, tuvieron una muy buena acogida. Al ser fundamentalmente prácticos, nos permitieron aprender mientras nos divertíamos, de una manera colaborativa y creativa. Quizá la única pega es que hacerlos el último día por la tarde, después de la cena, las copas y dos jornadas de ponencias, hizo que acabáramos faltos de fuerzas y no los pudiéramos disfrutar al 100%.

Si tuviéramos que resumir cuál es la impresión muy general tras este último UXSpain, creo que podría resumirlo diciendo que volvemos con ideas reforzadas, con la impresión de que parece que vamos en la dirección adecuada (si acaso tal cosa existe) y, sobre todo, con la idea de que somos afortunados por hacer lo que hacemos. Varias veces se dijo que esto de la UX está muy verde por aquí y eso es estupendo; significa que está en nuestras manos pensar cómo podemos construir mejor.

La organización, como era de esperar, fue intachable. Valladolid fue un buen anfitrión y nos permitió disfrutar con buen tiempo de sus calles, terrazas y locales. Quizá más de uno temió por su integridad ante las repetidas vibraciones del suelo (había unas obras en la calle que hacían temblar literalmente todo el edificio) y, aunque se escapa a los miembros de la Organización, es algo que resultó molesto en bastantes momentos. No nos cansaremos de agradecer a César García, Yusef Hassan, Sergio Ortega y Sergi Sánchez Mancha el tremendo esfuerzo realizado en organizar el evento y de contar el tiempo que falta para que empiece la edición de 2014, porque allí estaremos.

Lista de algunas crónicas en otros blogs:

Luis Calvo comenzó su carrera profesional en Netjuice, a finales de los 90, en pleno "boom" de internet, como maquetador y diseñador web. Experto en el uso de las tecnologías "del lado del cliente" (html, css, javascript, xsl, ...) ha participado en el desarrollo y conceptualización de un gran número de portales, páginas corporativas y aplicaciones web para las principales empresas. Cree firmemente en la accesibilidad web y en el desarrollo bajo estándares.

Ver toda la actividad de Luis Calvo

Recibe más artículos como este

Recibirás un email por cada nuevo artículo.. Acepto los términos legales

Posts relacionados

Escribe un comentario