El móvil, tu futura tarjeta de crédito

Hace unos días en una conferencia escuché una frase que se me quedó grabada: “a phone is not a phone”, refiriéndose a que los móviles de nueva generación son mucho más que un teléfono, son una cámara de fotos, un reproductor de música, un GPS, una Agenda electrónica y hasta una videoconsola portátil. Poco a poco los móviles van adquiriendo nuevas funcionalidades y van disminuyendo las ventas de reproductores mp3 o de navegadores GPS en favor de los móviles, que cada vez se usan menos para hablar por teléfono.

Se espera que antes de final de año salga una nueva versión del sistema operativo Android, apodada Gingerbread, que entre muchas otras cosas, contará con una funcionalidad muy interesante, soporte para NFC (Near Filed Communication).

La principal aplicación de esta tecnología es su uso para hacer pagos y que todo parece indicar que dentro de poco los móviles serán también nuestras tarjetas de crédito. Los consumidores simplemente tendrán que poner en contacto su móvil, a un lector parecido al de las tarjetas, habilitado en un punto de venta para realizar un pago. De esta forma, los consumidores podrán pagar con simple toque con el móvil, por lo que un usuario podrá salir de su casa con su teléfono y poco más. Si ya era fácil pasarse con la tarjeta, imaginaros con este sistema…

La tecnología NFC no es precisamente nueva, es una tecnología usada en móviles principalmente en Japón y en algunos terminales de Nokia para Europa. Sirve intercambiar información con otro terminal, pero solo cuando estos dos terminales están prácticamente tocándose (el alcance máximo es de unos 20cm). De primeras, no parece una tecnología muy potente, pero al tener un radio de acción tan pequeño se puede asegurar que la transferencia será “personal”, porque tendrás que sujetar tu terminal y acercarlo con otro terminal para que se comuniquen, siendo consciente de ello. Otra ventaja es que funciona de manera independiente a la señal del móvil, de tal forma que si el usuario se encuentra en el metro, donde a veces no hay cobertura, no tiene problema en utilizar este sistema.

La tecnología NFC se parece a la tecnología bluetooth, pero tiene una ventaja con respecto a ésta: el menor tiempo de configuración. Así, mientras que dos dispositivos NFC se conectan inmediatamente, la conexión entre dos dispositivos con bluetooth requiere de una serie de acciones manuales.

En la actualidad, más de 100.000 establecimientos comerciales en EE.UU. ofrecen lectores sin contacto que aceptan este tipo de transacciones en el punto de venta, incluyendo restaurantes de comida rápida, gasolineras, tiendas, farmacias, máquinas expendedoras, … Y ya hay empresas de tarjetas de crédito que han comenzado a operar con esta tecnología

Parece que esta tecnología será una de las modas de 2011, ya que además de los que os comentaba de Android, Apple y RIM están también trabajando en torno a esta tecnología.

Mi rol es diseñar proyectos de Internet y hacer que salgan bien. Es lo que me gusta hacer y a lo que me he dedicado los últimos 10 años. Siempre en busca de nuevos retos, me interesan temas tan diversos como las metodologías ágiles, las tecnologías Cloud o el diseño de producto. Para hacer buenos productos, procuro siempre crear un marco de trabajo que permita a las personas mejorar y dar su mejor versión.

Ver toda la actividad de José Ignacio Herranz Roldán

Recibe más artículos como este

Recibirás un email por cada nuevo artículo.. Acepto los términos legales

Posts relacionados

2 comentarios

  1. ascensores cordoba dice:

    Gran blog, muy actualizado, y con informacion en relacion al nombre, asi no te encuentras sorpresas. un saludo

Escribe un comentario