El CEO asistió a una conferencia, el equipo de tecnología ha tenido reuniones sobre el tema, el Consejo ha preguntado sobre ello, varias startups fueron invitadas, los pilotos han sido fascinantes aunque ninguno está del todo terminado y no consiguen pasar de la etapa de PoC.

Todos los equipos y departamentos tienen una visión y opinión (diferente) sobre cómo va a transformar sus negocios. Se están contratando caros expertos y científicos de datos aunque nadie tiene muy claro el ROI… ¡sí! estamos hablando de Inteligencia Artificial (IA) y si estás en una gran compañía seguramente te suene todo esto.

Nos encontramos en un momento crítico, en un punto de inflexión en el que nadie tiene duda del impacto, oportunidades y capacidad transformadora de la IA, pero muy pocos han conseguido hasta ahora recorrer el camino completo.

Por eso surge la necesidad de la figura del Chief Artificial Intelligence Officer o CAIO, cuyos dos principales desafíos hoy en día son:

  1. Transformar el hype en torno a la IA en oportunidades reales.
  2. Desarrollar las capacidades de la compañía para ir a producción y escalar la IA.

¿Cuál es el perfil de un Chief AI Officer?

Hace ya tiempo Andrew Ng, el gurú y visionario de la IA, definió en un artículo en la prestigiosa Harvard Business Review las 4 principales habilidades que debería reunir todo CAIO en base a su experiencia desarrollando equipos de IA en Stanford, Google y Baidu:

¿Por qué las compañías necesitan contar con este perfil?

A pesar de lo expuesto hasta ahora, muchas compañías no cuentan aún con un CAIO o un Head of AI o, en el mejor de los casos, estas responsabilidades las asumen otros perfiles como los CIOs, CTOs o CDOs. Sin embargo, es algo que sí están empezando a incorporar las compañías más avanzadas.

¿Qué argumentos justifican la necesidad de contar con una figura específica para este perfil?

¿Qué principales objetivos debería tener un CAIO recién nombrado?

Sin duda, la labor de un CAIO no es sencilla, se trata de un rol nuevo en un contexto muy cambiante y de mucha incertidumbre.

¿Cuáles deberían ser los principales objetivos y metas que podría plantearse un CAIO recién nombrado?

  1. Definir la estrategia y visión de la compañía entorno a la IA.
  2. Establecer unos estándares de desarrollo de la IA tanto a nivel tecnológico como de marco de trabajo, marco ético, buenas prácticas y relación con proveedores y partners.
  3. Construir un equipo capaz de llevar a cabo esta misión reclutando a los perfiles adecuados y atrayendo talento.
  4. Hacer que las cosas pasen, colaborando estrechamente con las áreas de operaciones para realmente escalar la implantación de las iniciativas que se lancen.
  5. Ser la cara visible de la organización en todo lo relativo a IA.

Conclusión

Estamos convencidos de que en los próximos años oiremos hablar cada vez más de los CAIOs y será un rol que las compañias irán asumiendo progresivamente, como ya pasó con los Chief Data Officers (CDOs).

A medida que generen impacto en sus organizaciones y su visibilidad aumente se irán convirtiendo en actores protagonistas que lideren las transformaciones de sus empresas hacia compañías inteligentes que sean capaces de tomar mejores decisiones.

Ser más eficientes e impactar en el mercado con nuevos casos de uso gracias a la creatividad y capacidad de innovación de sus empleados.

Los CAIOs tendrán un papel fundamental en definir cómo las personas nos relacionamos con la IA y cómo esta podrá aumentar las habilidades y capacidades de los empleados. El mayor desafío de todos es lograr que la tecnología esté al servicio de las personas y no al contrario.

Referencias

Cuéntanos qué te parece.

Enviar.

Los comentarios serán moderados. Serán visibles si aportan un argumento constructivo. Si no estás de acuerdo con algún punto, por favor, muestra tus opiniones de manera educada.