Open Data, o cómo los datos están cambiando el mundo

Open Data, o datos abiertos, es un término que se viene oyendo mucho los últimos años, pero ¿qué son realmente los datos abiertos? ¿qué aplicaciones tienen y quién está trabajando con ellos?

Cuando hablamos de datos abiertos nos referimos a datos que estén disponibles de forma libre para todo el mundo, pero realmente los datos deben de cumplir las siguientes características para que los consideremos abiertos:

  • Disponibilidad y acceso: los datos deben estar accesibles, preferiblemente a través de Internet. El acceso debe poder hacerse a través un protocolo estándar que no suponga un coste adicional y los datos deben volcarse en un formato ampliamente extendido y que faciliten su procesamiento.
  • Reutilización y redistribución: los datos deben ser distribuidos bajo unos términos que permitan su uso y explotación de forma libre y no pongan restricciones a cruzarlos con otros datos.
  • Participación universal: todos los interesados, sin excepción, deben poder acceder a los datos y usarlos de la manera que deseen, sin ningún tipo de restricción comercial o de propósito acotado.

Existen otras corrientes o movimientos que fomentan una filosofía similar, como el Open Source o el Open Knowledge. En última instancia lo que todas ellas pretenden es potenciar al máximo la innovación a través de la libertad y la colaboración.

Aplicaciones de Open Data

Open Data en las ciudades

Sin duda, los datos abiertos son una de las claves en las ciudades inteligentes o smart cities. Muchas ciudades españolas tienen ya servicios o plataformas de Open Data que son verdaderos aceleradores de innovación y permiten focalizarse en los problemas de las grandes ciudades y analizar mejor las soluciones. Los datos abiertos permiten conectar a todos los actores implicados en mejorar el día a día de los ciudadanos.

Proyecto de la Planted Tower de Nantes (Francia) – Foto: Fuente El País

Un buen ejemplo es la plataforma de datos abiertos de la EMT, la empresa municipal de transportes de la ciudad de Madrid, que gestiona los servicios de autobuses urbanos o el servicio de bicicletas públicas y que ofrece de forma abierta multitud de datos sobre su actividad en Open Data EMT Madrid.

Open Data para la transparencia

Una de las aplicaciones más claras de Open Data es en la transparencia de la actividad de los gobiernos. La transparencia de los datos fiscal y presupuestos permite un debate público informado y basado en los datos, no tanto en las percepciones.

Los datos abiertos ayudan a que los ciudadanos entiendan mejor las acciones de los gobiernos a la vez que se hace un seguimiento más exhaustivo de los mismas. Está claro que los datos abiertos son una importante arma en la lucha contra la corrupción y unos dinamizadores de la sociedad civil.

Podemos resaltar la plataforma Civio, que pretende mejorar el sistema democrático español gracias al uso de datos abiertos.

Open Data en la agricultura

La alimentación y la generación de una industria agraria sostenible son uno de los principales desafíos de este siglo. Uno de los factores clave es la respuesta colectiva a través de la colaboración y la compartición de datos y buenas prácticas entre países. Tanto pequeñas explotaciones agrarias como grandes productores están interesados en tener acceso a este tipo de información.

En este contexto un actor relevante es la Global Open Data for Agriculture and Nutrition (GODAN), organización apoyada por varios gobiernos y entidades como la FAO, que pretende apoyar los esfuerzos mundiales para tener disponibles datos de carácter agrícola y nutricional para uso abierto en todo el mundo.

Open Data en el medio ambiente

El cambio climático y la protección del medio ambiente son una creciente preocupación de los gobiernos y la sociedad en general.

¿Cómo pueden los datos abiertos contribuir en esta lucha? Por un lado, la comunidad científica se puede ver muy beneficiada por el acceso a datos que permitan profundizar y entender mejor los problemas y sus causas. Por otro lado, gracias a los datos se pueden tomar mejores decisiones sobre las acciones a tomar. Decisiones dirigidas por los datos, que tengan el mayor impacto y cuyos resultados podemos monitorizar de forma global.

Un caso interesante es el de la plataforma Global Forest Watch, que ofrece datos sobre la evolución de las masas forestales en el tiempo.

Open Data en la política

Los datos abiertos pueden ser una pieza fundamental para revitalizar la democracia y hacerla más participativa. En los procesos electorales el acceso a datos relativos a los candidatos, partidos, actividad parlamentaria, encuestas y resultados en tiempo real o cercano al real nos ofrecen una visión más completa y rigurosa de la actividad de nuestros políticos.

De la misma forma los partidos políticos pueden hacer uso de los datos abiertos y la analítica avanzada sobre ellos para entender mejor a los ciudadanos y sus necesidades.

Podemos resaltar la página OpenElections, que pretende revisar y certificar los resultados de las elecciones en EE. UU. de los últimos años.

Open Data en la ciencia

No cabe duda de que el ámbito científico es en el que los datos abiertos pueden tener un mayor impacto. Colaborar y compartir conocimiento están en la esencia de la ciencia y los datos abiertos nos ayudan a lograr este objetivo.

Poder contrastar, validar,  verificar y refutar resultados es posible hoy más que nunca gracias al acceso a los datos y esto, sin duda, es un acelerador de la investigación científica.

Es especialmente reconocido el portal de datos abiertos de la NASA, donde se ofrecen miles de datasets y APIS con información variopinta relativa a su actividad, como por ejemplo datos sobre los impactos de meteorito que ha sufrido la Tierra o telemetría en tiempo real de la estación espacial internacional.

De hecho, ya se habla de Open Science, donde gracias a nuevas tecnologías como Jupyter, es más fácil que nunca compartir el conocimiento científico, desde los datos en crudo al análisis y las conclusiones.

Open Data en el periodismo

Por último, resaltar la importancia que los datos abiertos están teniendo en el mundo del periodismo, una de las profesiones que más han cambiado con la llegada de Internet.

La exposición de las actividades ilegales y la corrupción es mucho mayor gracias a los datos abiertos. Algunas de las actividades de investigación periodística que más impacto han tenido en los últimos años proceden del análisis de datos como las filtraciones de Snowden, la lista Falciani o los papeles de Panamá.

De hecho está surgiendo una nueva disciplina conocida como “periodismo de datos”, centrada en extraer información relevante del análisis de grandes volúmenes de información.

En Madrid existe un grupo de trabajo abierto centrado en esta disciplina que se reúne periódicamente y organizan charlas y jornadas sobre el tema.

Conclusiones

Las aplicaciones de los datos abiertos llegan a todos los sectores y casos de uso gracias a Internet y las nuevas tecnologías como Cloud, Big Data, IoT… tenemos a nuestra disposición más datos que nunca, en nuestra mano está saber sacarles partido.

Los desafíos que tenemos por delante son seguir fomentando la publicación de datos abiertos en la administración pública, simplificando los mecanismos de acceso y  convergiendo a estándares.

La integración de diferentes fuentes de datos y la aplicación de tecnologías de Big Data e Inteligencia Artificial nos ofrecerá en los próximos años resultados espectaculares.

Nuevo llamado a la acción

Manuel Zaforas es Ingeniero Superior en Informática por la UPM. Está interesado en Big Data, AI, Data Science, Machine Learning, Deep Learning, HPC, IoT, Cloud, NoSQL, NewSQL, Python y Agile. Actualmente trabaja en Paradigma como Scrum Master y Arquitecto Software dentro del área de AI & Big Data, ayudando a diferentes compañías a llevar a cabo sus procesos de transformación digital gracias al cambio cultural y a la implantación de la tecnología más innovadora.

Ver toda la actividad de Manuel Zaforas

Escribe un comentario