Hace seis meses nació nuestro canal de podcast, ‘Apasionados por la tecnología’. Hoy te contamos cómo logramos sacar un nuevo formato en plena crisis del coronavirus, con toda la empresa teletrabajando y sin más recursos que nuestro portátil y unos cascos.

Todo surgió en una reunión del equipo de Marketing. Estábamos pensando en nuevos formatos y se nos ocurrió hacer una serie de entrevistas cortas e informales a alguno de nuestros compañeros. Como si estuviéramos en la oficina en uno de esos descansos que tanto echábamos de menos y nos estuviéramos contando en qué proyecto estamos trabajando o qué tecnologías estábamos usando en ese momento. Esa era la idea: quedar 20 minutos por meets, charlar un rato y compartirlo con el mundo. “Oye, ¿y si nos animamos con los podcasts?”, pues dicho y hecho.

Con todo el mundo encerrado en sus casas, en pleno mayo de 2020, teníamos un reto interesante por delante. ¿Qué necesitamos para grabar un podcast? ¿Cómo hacemos para grabar cada uno desde su casa? ¿Necesitaremos micros profesionales o con el audio del portátil nos valdrá para arrancar? ¡Habrá que pensar el nombre! ¡Y el logo!

Realmente, para empezar a grabar un episodio no necesitamos mucho. Cascos, un micro más o menos decente y muchas ganas. Sin embargo, la parte técnica ya es otra cosa. Hay que elegir un programa para capturar el audio, tener una persona que edite el contenido, mejorar la calidad del audio una vez grabado (cada uno estamos en nuestra casa y tenemos el micro que tenemos). Al final son bastantes cosas que hay que tener en cuenta si queremos conseguir un resultado de buena calidad.

Empezamos probando varios programas para capturar el audio y al final nos quedamos con zencastr, una plataforma súper potente que permite grabar audio en alta calidad y de una manera muy intuitiva. Usarlo es realmente sencillo, simplemente hay que enviar a los participantes un enlace de invitación y todo se configura a través del navegador. Lo que hacíamos era preparar el guion, bloquearnos una hora, y grabar todo del tirón. Esa era la parte más fácil.

Pero, lamentablemente, grabar no significa publicar. Hay un trabajo de post producción fundamental para que los episodios queden lo mejor posible. Para esto es importante contar con una persona experta en edición de audio, que pueda editar el episodio y mejorar el audio en caso de que sea necesario. En nuestro caso, esa persona es Juan Pedro Municio, realizador audiovisual en Paradigma. Como os comentaba, grabamos todo en una hora, incluyendo cortes, fallos, y muchos “Juan, esto no me gusta, empiezo de nuevo”. Todo eso después se edita, ordena y se deja lo más bonito posible.

Otra parte importante es crear una entradilla y un cierre para cada episodio. Y, para eso, necesitamos el nombre del canal. Parece lo más fácil, ¡pero en nuestro caso nos llevó bastante tiempo! Después de varias reuniones, sesiones de brainstorming y mil y un emails, ‘Apasionados por la tecnología’ fue el nombre elegido. A partir de ahí, grabamos las frases que iban a ir antes y después del episodio y le añadimos distintas melodías, hasta que dimos con la que más nos encajaba.

Y, por último, igual de importante que elegir el nombre era escoger la imagen del canal. David Mota, del equipo de UX (y cada vez más parte del equipo de Marketing), fue la persona encargada de crear toda la imagen corporativa del canal, los logos, cartelas para redes sociales, miniaturas para youtube… Todo lo necesario para que nuestro canal de podcast luzca bonito accedas desde donde accedas.

Una buena planificación es la clave

Si queremos que nuestro canal tenga futuro debemos de publicar de manera constante, y eso requiere una buena planificación.

Estas son algunas claves que nos han ayudado a la hora de tener una buena planificación.

Y, por fin, estamos en el aire

Ocho episodios grabados, editados, con entradilla y cierre añadidos. Ya estábamos listos para inaugurar nuestro canal. Pero, ¿dónde publicamos? Aparte de Apple Podcasts, Spotify y Google Podcasts, que creo que son canales que todos tenemos en mente, investigamos distintas plataformas de alojamiento de podcasts y nos decantamos por ivoox. Además, los podcasts también tienen su hueco en nuestra web y en nuestro canal de youtube. Vamos, que si no nos escuchas no será porque no te lo ponemos fácil.

Y así como una buena planificación en la grabación de los episodios es fundamental, también lo es una buena planificación en redes sociales. Ana Domínguez ha sido clave para que cada publicación esté cuidada al extremo y tenga su hueco destacado en nuestros canales de twitter, linkedin e instagram.

Nuestros números después de seis meses

El primer episodio que publicamos fue en septiembre del 2020. Seis meses después seguimos con la misma ilusión y con una comunidad que sigue creciendo semana a semana. Este primer trimestre del año hemos logrado un 35% más de escuchas con respecto al trimestre anterior, ya tenemos más de 1300 seguidores en nuestro canal de ivoox y los episodios cuentan con una media de 1000 escuchas.

En cuanto a participación interna, y después de la emoción inicial, nos hemos dado cuenta de que es un formato que le gusta mucho a la gente y todo el que graba un episodio quiere repetir. Es verdad que, de entrada, puede frenar un poco el formato audio (todos conocemos ese momento en la vida en el que escuchamos nuestra voz grabada por primera vez y pensamos: “¿yo hablo así?”), pero una vez superada esa primera barrera de miedo escénico, la grabación va rodada.

Áreas de mejoras y próximos pasos

Ahora mismo uno de nuestros objetivos principales es seguir día a día mejorando el contenido de nuestros episodios. También queremos abrir las puertas de nuestra “casa” e invitar a personas relevantes en el sector tecnológico que puedan aportar diferentes visiones y experiencias y así enriquecer el contenido del canal.

Otro de nuestros objetivos, y que ya hemos empezado a poner en práctica desde hace algunas semanas, es el de mejorar el formato en el que compartimos nuestros episodios en redes sociales. Quisimos dar un paso más allá, así que grabamos un mini resumen de cada episodio para anunciarlo el día antes de la publicación. Son unos 15 segundos en los que el ponente nos pone al día del contenido y nos hacer querer escuchar más. Lo grabamos el mismo día en el que grabamos el episodio, así lo dejamos todo listo para cuando lo vayamos a publicar. Ha funcionado genial en redes sociales y hemos obtenido buenos resultados con relativamente poco esfuerzo.

Como os he comentado antes, el formato está teniendo muy buena aceptación por parte de los compañeros y estamos grabando bastantes episodios por mes, por lo que uno de nuestros siguientes objetivos es aumentar la frecuencia de nuestras publicaciones. Es algo que inicialmente da un poco de vértigo, porque la comodidad de saber que tenemos un buen colchón de episodios nos da bastante tranquilidad, pero para crecer, hay que arriesgar, así que en breve vamos a por ello.

Conclusiones

En Paradigma nos encanta innovar, arriesgar, probar cosas nuevas... ¿Qué pasa si algo no encaja? Nada, al menos nos sentimos tranquilos de haberlo intentando. ¿Y, si como en este caso, el formato se convierte en un éxito? Pues que supone un gran chute de energía positiva para todo el equipo. Con esa base, y con un equipazo enorme detrás, ha sido muy fácil lanzarnos a esta nueva aventura. Esperamos seguir creciendo, seguir aportando valor y seguir creando contenido que llegue a cada vez más gente. ¿Nos acompañas?

Cuéntanos qué te parece.

Enviar.

Los comentarios serán moderados. Serán visibles si aportan un argumento constructivo. Si no estás de acuerdo con algún punto, por favor, muestra tus opiniones de manera educada.

Suscríbete

Estamos comprometidos.

Tecnología, personas e impacto positivo.