Eleva tu producto con diseñadores UX al máximo rendimiento

Es un gusto leer el Design in Tech, de John Maeda, en el que asegura que ahora hay más diseñadores por cada desarrollador, que estamos más y mejor valorados, y tenemos más presencia y mayor responsabilidad a nivel corporativo y de negocio.

Trabajar con equipos de Diseño de Experiencia de Usuario puede aportar gran valor a cualquier producto o servicio digital si se administra de la forma correcta.  

Aun así, en plena era del Customer Centric, resulta asombroso la cantidad de decisiones que se toman en contra de los intereses de los clientes y usuarios. El diseñador UX velará por que tu cliente compre cómodamente, regrese a por otro artículo, esté satisfecho durante el proceso y tenga una buena imagen de tu marca.  

Si quieres saber cómo mejorar la colaboración con este tipo de profesionales, te damos unos consejos para que puedas exprimir todo su potencial.

Acceso “hasta la cocina”

Los perfiles UX pueden ofrecer soluciones más fiables si tienen todos los datos de uso, reportes de incidencias de clientes, cuentas de Analytics, encuestas de valoración, informes de resultados, etc.

Este debe tener una visión holística tanto del producto como del servicio en que se integra. Hacerle partícipe de los procesos y operativas que hay detrás del producto, hará que tenga una visión más completa y sabrán el impacto de sus soluciones.

Empodéralos internamente

Las decisiones estratégicas con cierto calado pueden ser vistas con recelo si el que las hace no es personal interno. Es muy importante dar visibilidad y empoderar al diseñador desde ciertos ámbitos de dirección estratégica, marketing o producto.

Para ello se debe pedir al diseñador entregables claros y con un enfoque ejecutivo en el que se vea claramente la mejora de los KPI objetivo.

Anticipar su aparición

El diseñador UX encuentra su hábitat en las fases de ideación y definición estratégica. Es aquí donde puede aportar el máximo valor. Con el uso de dinámicas de ideación y definición podrá ofrecer al resto del equipo soluciones equilibradas entre necesidades de usuario, negocio y tecnología.   

Ofréceles un sitio en la mesa de decisión donde se generen las ideas y objetivos de negocio.

El proceso es parte de la solución

El diseñador UX basa sus propuestas en información obtenida de datos empíricos, aproximaciones cualitativas, dinámicas de grupo o experiencias previas. En cada proyecto se podrán recoger unas u otras.

Exige que demuestren tanto las soluciones como el proceso que les ha llevado a ellas. Una gran parte del trabajo de un diseñador UX es comunicar los resultados de manera clara y entendible.

Libertad de movimientos

El diseñador -y seguramente cualquier otro profesional- debe sentirse cómodo y con el respaldo de la empresa o cliente para el que trabaja. Cuanto más libertad de movimiento, de creación y de operativa tenga, más beneficiado saldrá el producto.

Dales libertad, capacidad de decisión y visibilidad, déjale hacer sus dinámicas de post-it de colores… Aunque no te lo parezca, casi siempre son más útiles que un excel reenviado 75 veces por mail con requerimientos de 4 departamentos y dos empresas externas.

Demanda resultados

No te preocupes, aparte de facilitarle las cosas, también puedes exigirle. Un diseñador debe impactar de manera directa en los resultados de la empresa o producto.

En fases iniciales del proyecto se deberán escoger -idealmente involucrando al diseñador- los KPI a conseguir. El diseñador debe tener estos datos como objetivo durante el proyecto y centrar su estrategia en mejorarlos.

“Good design is good business” – Watson Jr. – IBM

Confiar en el método

Tiempo atrás quedaron los diseñadores gurú que intentaban vender humo a clientes incautos. Actualmente los diseñadores tienen una metodología de trabajo con la que, conociendo al cliente objetivo y sus necesidades, se pueden aportar soluciones efectivas que mejoren los objetivos de negocio.

Por ello debes creer en este método que tanto éxito está dando a los equipos y productos que lo aplican.

No es diseño visual

Y sí, en 2018 seguimos repitiéndolo, el diseño no es solamente un aspecto visual o artístico.

“Design isn’t about beauty; it’s about relevance and meaningful results” – John Maeda

El diseño de experiencia de usuario integra una serie de disciplinas que van de lo táctico a lo estratégico, y si escoges buenos profesionales y les ofreces el marco de trabajo adecuado podrás llevar a tu producto o servicio a nuevos niveles de excelencia y rentabilidad.

Soy Diseñador UX e Interfaz en Paradigma Digital con más de 14 años de experiencia en diseño y definición de interactivos digitales. Obsesionado por buscar un equilibrio entre aspecto funcional y la parte estética. Con algún que otro ojo morado he aprendido que para obtener un buen diseño que balancee necesidades de usuario, requerimientos de negocio y restricciones técnicas, hay que lucharlo en reuniones además de en la pantalla.

Ver toda la actividad de Alberto de la Puente Pantoja

Escribe un comentario