En los últimos años, las empresas han dedicado esfuerzos importantes en la transformación digital, en dar al cliente facilidad en el acceso a la información y la operación de sus productos. Esa digitalización ha invertido muchos esfuerzos en webs y apps que contentan a muchos usuarios en su día a día, pero que ante situaciones complejas o fuera de lo rutinario los deja totalmente desatendidos, teniendo que recurrir a las tan odiadas llamadas al Call Center.

La pandemia no ha hecho más que estresar el modelo, y las empresas han visto como el volumen de llamadas recibidas no hacía más que aumentar. Dar una buena atención al cliente pasa por aumentar la inversión en el call center o bien, recurrir a la tecnología para buscar una solución innovadora que desatasque el servicio y permita, lo más importante, dar la mejor experiencia posible a sus clientes.

Para ello Google Cloud brinda una solución flexible y capaz de integrarse en la atención al cliente, mediante capacidades basadas en la inteligencia artificial de Google. Dialogflow, el servicio subyacente de esta solución, nos provee de una tecnología ya madura y lista para entregar experiencias conversacionales casi humanas mediante asistentes virtuales de voz o texto.

Además abre un abanico de canales para crear un modelo de atención omnicanal que satisface a todos los clientes: chats, whatsapp, teléfono… ¿Quieres saber cómo? Condensamos toda nuestra experiencia aquí.

Cuéntanos qué te parece.

Enviar.

Los comentarios serán moderados. Serán visibles si aportan un argumento constructivo. Si no estás de acuerdo con algún punto, por favor, muestra tus opiniones de manera educada.

Suscríbete

Estamos comprometidos.

Tecnología, personas e impacto positivo.