¿Cuáles son los mitos más extendidos sobre accesibilidad web? ¿Es cierto que tener un sitio web accesible es caro? ¿Hay plugins que nos solucionan el problema rápidamente?

Después de celebrar la semana pasada una mesa redonda sobre accesiblidad web, nos hemos parado a pensar qué tienen de cierto estos mitos tan arraigados, qué tienen de verdad y qué no.

Y, sobre todo, cómo desmontarlos y conocer la verdad nos ayuda a eliminar las barreras de acceso de las personas con discapacidad al mundo online.

1 La accesibilidad web es muy difícil de conseguir y muy cara

Este mantra, que se repite sin cesar, es el principal freno que impide el acceso al mundo web de las personas con discapacidad. Desde desarrolladores “a pie de tecla” hasta directivos de consejos de administración repiten mecánicamente este argumento para justificar su falta de interés en temas de accesibilidad.

Evidentemente, hay casos y casos. Pero en la gran mayoría de sitios y aplicaciones web basta con realizar pequeños desarrollos para cumplir con los requisitos básicos que no dejen fuera a los usuarios con discapacidad.

En este artículo de nuestro blog hacemos un repaso de las técnicas básicas que mejoran la accesibilidad de una web y, si prefieres leer en inglés (que parece que tiene más notoriedad lo anglosajón), puedes leer cuáles son las 5 cosas que más molestan a los usuarios invidentes al visitar una web y comprobar con qué poco esfuerzo podemos evitarlo.

2 Ya hicimos una auditoría hace 3 años, nuestra web ya es accesible

Una de las características principales del mundo web es que es un medio en constante movimiento. Un sitio web o una aplicación están constantemente en desarrollo. ¿Recuerdas los gifs animados de “Under Construction” (el del monigote con el caso y el pico)? Pues una web, por lo general, está siempre “under construction”.

Están vivas, modificamos su contenido, añadimos nuevas secciones o noticias. Una auditoría te “saca una foto” del momento en el que se realiza y, si no se tienen en cuenta factores de accesibilidad y se forma correctamente a los desarrolladores, los nuevos contenidos y desarrollos posteriores volverán a crear las barreras que creíamos derribadas, impidiendo el acceso a las personas con discapacidad.

3 Hemos comprado e implementado un software que nos soluciona todos los problemas de accesibilidad de nuestra web

Y además suelen tener unos precios considerables. Otro error de concepción a la hora de abordar la eliminación de las barreras es delegar estos aspectos a soluciones de “terceros” que mágicamente nos salvan la papeleta.

Arrancas un plugin y listo. Terreno allanado.
Por lo general, estos desarrollos, hacen un flaco favor a las personas a las que pretenden ayudar, obligándoles a aprender un interfaz al que no están acostumbrados e interfiriendo el correcto funcionamiento de las herramientas que ya usan habitualmente.

Es evidente que, en este caso, la responsabilidad recae sobre las empresas que venden estos productos como “solución total”, creando un lenguaje comercial engañoso que consigue convencer a otras empresas que quieren permitir el acceso a las personas con discapacidad a sus sitios web, de que sus “productos” son los adecuados.

Si quieres profundizar en este punto, te recomiendo este artículo, también en inglés, en el que se plantean la poca validez que tienen estas tecnologías a la hora eliminar las barreras de accesibilidad y la necesidad de desaconsejar totalmente su uso.

4 No tengo tantos clientes con discapacidad que compensen la inversión

Este quizá es el más grave de todos los mitos. Y el que más fácilmente se confunde con una realidad.

En este caso, los motivos económicos justifican la existencia de barreras de accesibilidad, poniendo el “retorno de la inversión” por delante del derecho fundamental que tenemos todas las personas de acceder a la información y el conocimiento.

Dinero o derechos… ¡es el mercado, amigo!
Pero quizá no tienes tantos clientes con discapacidad porque tu sitio/aplicación web no es accesible ¿te lo has planteado?

Hace unos años, una cadena de supermercados se hizo muy popular entre personas con enfermedad celíaca porque en sus estanterías disponían de gran variedad de productos sin gluten. ¿Y qué sucedió? Que sus establecimientos se llenaron de clientes celíacos, que se recomendaban entre ellos comprar en esta cadena de supermercados.

Y no todos los miembros de una familia no toleran el gluten, ya que estaban allí compraban todo tipo de productos.
Si eliminas las barreras y tu site es accesible, empezarás a ver clientes con discapacidad haciendo cola para comprar tus productos/servicios. Si no pueden acceder, los verás pasar de largo ante tu puerta (cerrada para ellos) para gastar su dinero en otra parte.

5 La accesibilidad es facilitar el acceso a personas ciegas

Aunque las personas con discapacidad visual son las que se encuentran con más barreras a la hora de acceder al mundo online, ya que la información en Internet tiene mayoritariamente una naturaleza visual, el objetivo es conseguir el acceso universal.

Eso implica que todas las personas, independientemente de sus capacidades, puedan acceder a cualquier site/aplicación web. Poniendo el foco en la accesibilidad, estamos poniendo el foco en todas las personas.

Conclusiones

Estos mitos, y otros más, en muchas ocasiones nos sirven como excusa o justificación para no hacer nada para eliminar las barreras que impiden el acceso a nuestra web. Si queremos poner el foco en la accesibilidad, lo primero que debemos hacer es derribar estos mitos. ¿Nos ponemos a ello?

Cuéntanos qué te parece.

Enviar.

Los comentarios serán moderados. Serán visibles si aportan un argumento constructivo. Si no estás de acuerdo con algún punto, por favor, muestra tus opiniones de manera educada.

Suscríbete

Estamos comprometidos.

Tecnología, personas e impacto positivo.