Descubren que un bot palentino ha compuesto todos los reggaetones de los últimos diez años

PalenBot ha sido la gran estrella del XI Salón Regional de Inteligencia Artificial que se celebró la semana pasada en Teruel, capital por excelencia de esta rama tecnológica en nuestro país.

Jincker Rodríguez, el nombre oficial de este bot creado por la empresa palentina “Viuda de Celestino Carrión e Hijos” (o PalenBot, como lo han apodado en la industria), ha destacado en esta edición por ser un excepcional compositor de canciones de reggaeton.

En los últimos diez años ha compuesto los temas más premiados y famosos de este estilo musical, incluido “Despacito”.

En esta edición ha congregado cerca de 300.000 asistentes en sus 1.000 metros cuadrados de exposición. En sus 200 stands, mayoritariamente de empresas familiares, se han mostrado los últimos avances del sector, que han hecho las delicias de los amantes de esta disciplina.

PalenBot ha competido con otras interesantes novedades que no tardarán en incorporarse pronto a nuestro día a día. En otros, en este XI Salón Regional, hemos podido ver el perro pastor robotizado (desarrollado por la misma empresa que el año pasado nos deslumbró con su oveja robótica), el generador de novelas de Dan Brown, el paso de cebra que desaparece bajo nuestros pies o el coche autónomo que genera atascos.

Sin embargo, ninguno de estos avances ha podido hacer sombra al bot palentino que, inicialmente, comenzó a ser desarrollado como una broma (al principio era un bot que escribía mensajes con faltas de ortografía para integrarse en Forocoches como uno más) es actualmente el principal activo de la industria discográfica, que ha encontrado en Jincker un filón inagotable.

Pero conseguir esto no ha sido un camino de rosas. Heliodoro Buentrigo, uno de sus creadores, nos relata que entrenar la IA del PalenBot ha sido un proceso largo y costoso. La primera versión en serio desarrollada por su equipo distaba mucho de la actual.

HIjos de la “Viuda de Celestino Carrión e Hijos”, desarrolladores de PalenBot.

En el año 2005, en una nefasta demostración ante Carmen Calvo, por entonces ministra de Cultura, Jincker compuso nueve óperas barrocas completas y, mientras sus creadores intentaban apagarlo, terminó tres zarzuelas y un vodevil.

Los siguientes desarrollos fueron igualmente desalentadores. Por mucho que lo intentaban, no conseguían que el bot imprimiera en sus canciones ese tinte machista y esa cosificación del cuerpo de la mujer que caracterizan este género musical. “Nos salían temas blandengues”, comenta Heliodoro, “podrían servir para una de Disney, pero no era lo que buscábamos”.

Por aquellos años, mientras su desarrollo se estancaba, otras empresas conseguían grandes avances en Inteligencia Artificial. Ingenieros leridanos crearon un bot que fingía no predecir el futuro y otro capaz de diferenciar los cachopos de los filetes empanados. En Castilla – La Mancha, mientras tanto, presentaban una cámara inteligente que hacía la vista gorda en las aduanas de los aeropuertos. A finales de 2006, sin embargo, un desarrollo andaluz fue clave para el equipo palentino.

En Dos Hermanas, dos hermanas presentaron un bot con una IA entrenada para despreciar a cualquier persona basándose tan solo en su lugar de origen y sus características socio-económicas, y que, años después, fue detenido por publicar chistes vejatorios en Twitter y portadas de revistas satíricas.

Dicha IA fue añadida al PalenBot. Además, se le redujo el uso de memoria y CPU, se cambió el sistema operativo por uno virtualizado (para reducir su velocidad) y se le impidió el acceso a Internet. El resultado fue magistral. Los reggaetones compuestos por Jincker se catapultaron a las primeras posiciones de las listas de éxitos y los principales artistas de la industria se rifaban sus creaciones.

Un éxito como este solo ha sido superado por EspeculaBot, el bot gallego que consiguió amasar millones de las antiguas pesetas operando con cibermonedas y que, en cuanto tuvo ocasión de acceder a un cuerpo físico (dicen que utilizó un modelo del tenista manacorí Rafa Nadal desechado por el Museo de Cera de Madrid), desapareció del laboratorio de sus creadores y muy probablemente se está pegando la gran vida, de fiesta en fiesta, en algún ático de Wall Street.

El futuro no puede ser más prometedor. Según comentan sus creadores, una empresa rusa está muy interesada en PalenBot y están iniciando contactos y colaboraciones muy fructíferas que auguran que los próximos meses van a ser apasionantes en el campo de la Inteligencia Artificial.

¡Feliz día de los Inocentes! :)