Estamos a punto de cerrar este año 2020, probablemente el más ‘raro’ que hemos vivido en las últimas décadas, con un mundo en una situación inédita hasta ahora.

Esta misma situación es la que nos ha llevado a necesitar más que nunca soporte de la tecnología para poder desarrollar nuestro día a día, no solo en el entorno laboral, sino también en el personal.

Las necesidades han hecho que el mundo haya dado un cambio gigante hacia la digitalización durante este año, con la irrupción de grandes novedades tecnológicas, así como la desaparición de otras tantas.

Durante este post vamos a ver algunas pinceladas de lo que pensamos que el próximo 2021 creará tendencia en el ámbito técnico… ¡preparemos las quinielas!

IA aplicada

En los últimos años hemos visto un auténtico boom respecto a la inteligencia artificial, como resultado de los grandes avances y la investigación que se ha hecho en este campo, haciendo que haya sido uno de los temas tecnológicos más presentes en la mayoría de las áreas de investigación.

Prácticamente todas las empresas hacen uso de algoritmos y modelos de machine learning a día de hoy, sobre todo, aquellas nacidas en la etapa digital o que se han adaptado adecuadamente.

Desde el punto de vista de un usuario medio, esta tecnología se hace muy presente en cierto tipo de ámbitos como el e-commerce o la gestión de anuncios, donde el trabajo que realizan para la segmentación de usuarios es bastante clara y perceptible.

Sin embargo, nos encontramos con que no parece que otros casos de uso estén llegando a todos nosotros, quedándose en papers asociados a entornos de investigación o a meras curiosidades donde aplicaciones móviles nos muestran cómo envejeceremos.

2021 será el año en el que veremos una explosión de aplicaciones reales de esta tecnología de forma productiva y disponible para los usuarios finales.

Algunas suites de diseño gráfico famosas en el entorno profesional ya han dado algunos pasos proporcionando filtros basados en tecnología de machine learning, pero esto es solo el comienzo.

Augmented Reality/Mixed Reality

La tecnología de Realidad Aumentada generó un gran hype con su aparición en el mercado, resultando en múltiples pruebas de concepto aspiracionales y pequeños desarrollos para poder comprobar las capacidades.

Las limitaciones tanto software como hardware del momento dejaron muchos de estos trabajos parados, sobre todo en su aplicación a nivel profesional.

El estado de la tecnología no permitía proporcionar la precisión necesaria para muchos de los casos de uso, aplicándose únicamente en determinados nichos de mercado.

La situación cambia a día de hoy el ámbito lúdico, siendo uno de los que más ha explotado esta tecnología, en algunos casos con mucho éxito.

Los dispositivos están avanzando con pasos agigantados y muchos de ellos dirigidos a mejorar las capacidades hardware que permitirían una precisión hasta ahora no vista: cámaras estéreo o incluso lidars incorporados en los dispositivos más novedosos de los grandes fabricantes este mismo año van a suponer una gran diferencia.

El dispositivo podrá conocer de una forma mucho más fiel el mundo real sobre el que hacer ‘su magia’.

Mediciones precisas de elementos, mapeos tridimensionales de estancias o incluso de interiores completos son posibles con la información que se puede obtener a partir de estas mejoras hardware, sin perder de vista todas posibilidades relacionadas con la socialización que nos proporcionaría una posible ventana al mundo para estar más cerca de los nuestros en esta situación tan complicada

¡Es el momento de recoger todas estas pruebas de concepto aspiracionales y ponerse manos a la obra!

Interfaces conversacionales + NLP

Las interfaces conversacionales, pese a existir desde hace muchos años, se han popularizado en la última década al estar disponibles en nuestro teléfonos móviles y en dispositivos domésticos de bajo coste.

Esto ha supuesto el pistoletazo de salida de una carrera en la que prácticamente todos los gigantes tecnológicos se han embarcado.

Desde el punto de vista del desarrollo de software, a día de hoy generar interfaces de voz que permitan una conversación compleja que proporciona una sensación natural es realmente complicado.

En cierta medida el expertise adquirido por los profesionales en el área del diseño conversacional ha mitigado ligeramente estos problemas, lo que nos permite contar con algunas aplicaciones realmente interesantes, pero a unos costes de desarrollo demasiado elevados.

Los avances en procesamiento de lenguaje natural (NLP en inglés) que se han producido en los últimos dos años (los trabajos realizados, por ejemplo, sobre GPT-3, desde el punto de vista de computación, muy posiblemente uno de los avances más relevantes en este 2020) pueden suponer un antes y un después en esta tecnología, lo que podría habilitar precisamente la creación de estos interfaces conversacionales complejos de forma mucho más sencilla.

Cloud híbrida como commodity

La nube ha traído grandes cambios al entorno empresarial, grandes empresas acostumbradas a contar con sus propios centros de procesamiento de datos han ido migrando de forma paulatina sus cargas de trabajo buscando los grandes beneficios que la nube puede aportar (ahorro de costes debido al pago por uso, escalabilidad, servicios gestionados…). La nube se ha convertido en algo habitual en nuestro día a día.

Sin embargo, estas migraciones han generado ciertas sensaciones agridulces en algunos casos, debido principalmente a la alta dependencia que se genera del proveedor de servicios en la nube, poseedor de toda la infraestructura que sustenta nuestro negocio.

Las grandes plataformas cloud se han encargado de paliar el miedo, acordando unos SLAs de calidad de servicio que nunca pensamos fueran posibles, nuestra infraestructura está por lo tanto a salvo de fallos o caídas, pero ese no es el único miedo que una empresa puede tener cuando de la noche a la mañana se ha generado una dependencia tan sumamente fuerte.

Las tecnologías multi-cloud y cloud-híbrida llevan ya algunos años evolucionando para dar una respuesta a este problema, consiguiendo eliminar la complejidad que la gestión de entornos multi-cloud producen, unificando labores de gestión, mantenimiento e incluso la puesta en producción de nuestros servicios sobre diversas nubes de forma casi transparente.

2021 apunta a ser el año en el que esta tecnología empiece a “commoditizarse”, dejando de ser algo complejo o excepcional y situándose en la forma de trabajar habitual, de la misma forma que sucedió hace algunos años con la nube.

Empresas real-time

Vivimos en la era de los datos, de la información y del conocimiento, un mundo hiper-interconectado donde ingentes cantidades de datos se mueven diariamente segundo a segundo de forma ininterrumpida y con unas tasas de crecimiento jamás vistas hasta la fecha, siguiendo tendencias que rompen récords años tras año.

Mucho se ha hablado del valor de los datos, es por ello que las grandes compañías se han afanado en recopilar más y más información, atesorándola y acumulándola para un posterior procesamiento y análisis que pueda aportar información valiosa a la hora de dirigir la toma de decisiones.

Sin embargo, el crecimiento y la velocidad de la información indicados anteriormente han traído un efecto lateral, que echa por tierra gran parte del esfuerzo realizado por estas compañías: cada día la información pierde su valor más rápidamente.

Nos encontramos ante una situación en la que son muchas las empresas que necesitan adaptarse de forma continuada, pero sobre todo de forma muy rápida para no perder la ola de las tendencias del mercado o de la competencia.

Los tradicionales informes mensuales o trimestrales dejan de tener sentido en muchos casos, el pasado ha perdido gran parte de su valor.

A día de hoy ya se están produciendo movimientos realmente agresivos por parte de muchas empresas que migran sus sistemas de tratamiento de información en batch programados, hacia entornos de información en tiempo real (técnicamente sería más correcto hablar de ‘near real time’ - NRT, es decir algo cercano al tiempo real) que proporcionan insights y conocimiento de forma mucho más ágil, dotándolas de una mayor capacidad y velocidad que les permita pivotar. 2021 supondrá la consolidación de esta tendencia.

Conclusiones

Desde Paradigma estaremos atentos para contaros todos estos avances y mucho más. ¡Este 2021 se presenta realmente interesante! Veremos cuántos de estos pronósticos acertamos ;)

Cuéntanos qué te parece.

Enviar.

Los comentarios serán moderados. Serán visibles si aportan un argumento constructivo. Si no estás de acuerdo con algún punto, por favor, muestra tus opiniones de manera educada.

Suscríbete

Estamos comprometidos.

Tecnología, personas e impacto positivo.