Así fue nuestro primer Paradigma Open Space

Uno de los principales valores diferenciadores de Paradigma es nuestra cultura. Nos gusta la tecnología, los meetups, hacer comunidad, la diversidad, generar impacto positivo, innovar constantemente, formarnos, el buen ambiente… mezclamos todo esto en una coctelera y… ¡se nos ocurrió organizar nuestro primer Open Space!

Y qué mejor forma de hacer que sea Open de verdad que abriéndolo a cualquier persona que quisiera participar, fuese de Paradigma o no. ¡Y en qué mejor sitio que en nuestras oficinas, que son una chulada!

Así fue nuestra primera experiencia con nuestro primer Open Space.

Pero… ¿qué es eso de un Open Space?

Al contrario que en los eventos tradicionales (que también nos encantan) en los que podemos saber con antelación qué charlas vamos a ver en cada track, en un Open Space son los propios asistentes los que decidirán la agenda del mismo construyendo el contenido entre todos… ¡esto hace que sea un evento súper especial!

Se basa en 4 principios muy sencillos:

  • Cualquier persona que se presente en una reunión es la persona adecuada.
  • Cualquier cosa que esté sucediendo es la única cosa que podremos llegar a tener.
  • Sea cual sea el momento en que comience es el momento correcto.
  • Cuando se acabó, se acabó.

Y una ley, la “Ley de los dos pies”, que promueve que aprovechemos al máximo el tiempo que disfrutaremos en el evento:

“Si en algún momento sientes que no estás aprendiendo o contribuyendo en nada, usa tus dos pies. Ve a otra reunión donde puedas aprender o contribuir”.

¡Manos a la obra!

Compañeros de Marketing, People, Front, QA, Agile, Sistemas, Tecnología, UX, Facilitador (¡seguro que me olvido de alguien!) tuvimos varias sesiones de brainstorming en las que hablábamos de cuestiones como: ¿cuántos tracks?, ¿qué salas utilizar?, ¿cuántas entradas poner a la venta?, ¿qué temáticas abordaremos?, ¿buscaremos patrocinadores?

Otras preguntas menos trascendentales, pero también importantes: ¿hará sol para poder salir a la terraza?, ¿cómo conseguir que tanto los ponentes como los asistentes se sientan lo más cómodos posible?, ¿qué comeremos?, ¿espacio necesario?

Además, muchos se ofrecieron para ayudar como voluntarios: a montar las bolsas de merchandising, ser “ascensoristas” (esos cheewakas que han acompañado en el ascensor a los participantes para que supieran donde estaba el desayuno), “desayunistas”, en el registro de la entrada… un trabajo muy bonito y en equipo, pensando siempre en los demás con un goal claro: que el asistente disfrute del evento.

Además, con nuestras ganas de generar impacto social positivo decidimos que lo recaudado de las entradas (un precio simbólico de 5€ para “asegurar” la asistencia) lo donaríamos a la Asociación Española Contra el Cáncer.

Les contamos nuestra idea a algunos de nuestros partners y conseguimos dos patrocinadores de lujo que darían nombre a dos de nuestros tracks: Redhat y Google Cloud.

¡Y llegó el gran día!

Por fin llegó el 23 de febrero, el día elegido para que tuviese lugar nuestro Paradigma Open Space. 150 asistentes y entradas agotadas, con una alta participación de gente de fuera de Paradigma.

Opening

A las 9:30h abrimos las puertas de nuestras oficinas y dar paso a los asistentes. En el opening se explicaron las bases del evento, dónde estaban situadas las salas y cómo hacer una propuesta para una charla/mesa abierta (de hasta 50 minutos de duración).

Comienza la propuesta de charlas

Quizá lo que más nos preocupaba era la cantidad de charlas que iban a proponerse. Por suerte, se formó incluso una larga cola en la mesa en la que se cogían las cuartillas para hacer las propuestas, por gente súper diversa.

“Una propuesta de pipeline para gestión de contratos”, de Noelia Martín; “El paradigma de convivir con lo antiguo”, de Chema Huelamo; “Desarrollo de Apps con Flutter”, de Marvin R López; y “Autenticación en nuestras apps: fácil, sencillo y para toda la familia”, de Manu Vilachán fueron algunas de las elegidas.

Por desgracia, algunas de las propuestas se quedaron fuera ya que seleccionamos las 15 más votadas para construir nuestra agenda del evento.

Momento de la votación de las charlas en Paradigma Open Space.

La gran @Ksiopeaslight aportó el toque artístico

Contamos con la ayuda de Laura J. Alonso, gran ilustradora y maestra de Visual Thinking,  que dibujó este horario tan chulo:

¡A los ponentes les hizo mucha ilusión ver su título representado con tanto arte!

Y… ¡comienzan las charlas!

Las salas hasta arriba, contenido súper interesante, sol en la terraza para los que querían tomarse algo y relajarse en algún descanso o a la hora de la comida… (¡qué bien que el tiempo nos acompañó!).

Al final de cada charla podía escribirse un feedback al ponente que se le entregaría en una cajita (naranja Paradigma, ¡por supuesto!). Un detalle precioso, en mi opinión.

Cierre y networking

Al final de las últimas 3 charlas, a las 17:00h, nuestra Agile Coach, Esther Peinado, cerró el evento agradeciendo la participación de patrocinadores, ponentes, asistentes y voluntarios.

Algunos voluntarios paradigmáticos que hicieron posible el primer Paradigma Open Space.

Refrescos, más comida (aún), un poco de networking y tristemente daríamos fin a nuestro primer Open Space, aunque muy contentos por la gran acogida que tuvo.

Reflexiones del día después

Y al día siguiente al evento me encuentro (¡cansadísima!) escribiendo este post para compartir con vosotros la pedazo de experiencia que hemos vivido.

Aunque tendremos que hacer una retrospectiva del evento y leer minuciosamente los feedbacks de los asistentes, personalmente he sacado unas cuantas conclusiones:

  • Cultura: propusimos la idea de organizar un Open Space y rápidamente la estructura de Paradigma la apoyó. Fomentando una vez más la autoorganización, la cultura tecnológica y la responsabilidad.
  • Compromiso y compañerismo: gran labor de todos los voluntarios, compañeros que incluso, además de ayudar en la organización, llevaron su propuesta de charla. Ver cómo el organizar un evento así puede unir tanto a personas con diferentes roles, edades y motivaciones es increíble.
  • Tecnología: aprender, aprender, aprender. A las personas que vivimos con pasión nuestra profesión nos encanta aprender y el contenido fue de un nivel tan alto que creo que todos nos llevamos “TODOs” en nuestra lista para reforzar ideas que los ponentes nos transmitieron ayer.
  • Comunidad: en el evento pudimos disfrutar de un ambiente bueno y distendido. Mucho networking, mucho intercambio de LinkedIn o teléfonos, muchas conversaciones enriquecedoras. Sorpresas tambien, como ver que incluso gente de otras comunidades había viajado a Madrid para asistir al evento.  

¡Y muchas muchas ganas de poder veros a todos en una futura edición!

Foto de elozano

Desarrolla su día a día como Arquitecto Java en Paradigma, le gusta programar, investigar nuevas tecnologías y frameworks, el código bien hecho y el trabajo en equipo. Cree en la artesanía del software, el pragmatismo y el código limpio.

Ver toda la actividad de Eva Lozano

Comentarios

  1. Chema Huelamo dice:

    Una gran experiencia y un gran evento! Cuando te sientes “entre amigos” desde el segundo uno es que algo se ha hecho pero que muy bien. Enhorabuena!

Escribe un comentario